La determinación: Una actitud para lograr lo que quieres

Determinación es decidir por adelantado que pase lo que pase uno va a seguir adelante: a pesar de los fracasos, a pesar de las críticas, a pesar de los rechazos… no se para. O como decía Robert Frost: “Todo lo que he aprendido en mi vida se resume en dos palabras: sigue adelante”.
 
Tú decides que opción coges. Al final, sólo hay dos alternativas: O sufres el dolor de la disciplina, o sufres el dolor del arrepentimiento. Lo más importante de todo es que tú eres el responsable de tu decisión.

Cómo encontrar ofertas de trabajo que las empresas no publican

Hablamos constantemente de que en España no hay empleo. El número de ofertas de trabajo publicadas en portales de empleo desciende constantemente.
Sin embargo, debemos de tener en cuenta, que sobre todo, en estos momentos de crisis, muchas empresas no hacen públicos sus puestos vacantes.

Hace algún tiempo, un estudio revelaba que aproximadamente el 60% de las ofertas de trabajo en España no se publicaban, lo que quiere decir que aquellas personas que se encuentran en búsqueda activa de empleo no pueden acceder a las mismas porque no conocen su existencia.

Cuando una empresa se decanta por no hacer pública una oferta de trabajo, normalmente se pone en marcha un proceso de reclutamiento interno, o se buscan personas que vengan recomendadas por sus otros empleados que conocen bien la empresa, el puesto y el perfil del candidato que se requiere.

Es en la palabra “recomendadas” donde tenemos que estar preparados. Para ello es importante que nuestra red de contactos funcione, que tengamos un perfil detallado en las redes sociales y profesionales que utilizan nuestros contactos y empresas, que nos conozcan.

Cada vez son más los reclutadores que utilizan estos canales sociales para buscar a los candidatos que más se adecuen al puesto que quieren cubrir. A través de estos medios, no sólo pueden llegar a aquellos candidatos que se encuentran en búsqueda activa de empleo, sino que pueden contactar con aquellas personas que cumplan los requisitos que buscan, a pesar de que en este momento no estén pensando en cambiar de empleo.

Si cuentas con un perfil en alguna de estas redes sociales y profesionales, tú puedes ser una de esas personas que busca el reclutador para cubrir esas oferta de empleo oculta.

Las redes profesionales son un buen canal para hacer crecer nuestra red de contactos profesionales, lo que puede sernos muy útil cuando estamos buscando trabajo. Si mantenemos nuestros perfiles actualizados y compartimos contenido de interés en el que se reflejen nuestras inquietudes, preferencias profesionales, etc., ya no sólo los reclutadores pueden mostrar interés en nuestra candidatura, sino que nuestros propios contactos pueden servirnos de intermediarios y de nexo de unión para poder llegar a formar parte de un proceso de selección en esa empresa que no ha hecho público ese puesto vacante que necesita cubrir.

Como vemos, mantener una oferta de trabajo sin publicar supone que las empresas lleguen sólo a los candidatos que ellos consideran más adecuados, sin recibir una avalancha de CV’s de personas que no se ajustan a los requisitos que la empresa requiere, lo que supone además un ahorro de tiempo en el proceso de reclutamiento.

Motivación

Podemos definir la motivación como la búsqueda de motivos que nos lleven a la acción, a realizar aquellas tareas que se nos han encomendado.

En muchas ocasiones se habla de la motivación de los empleados como algo imprescindible, ya que un empleado motivado rinde más en su trabajo, afectando a la productividad de la empresa.

Pero… ¿de qué depende la motivación de los empleados?

Aunque algunos parezcan tenerlo claro, la motivación no depende únicamente del salario recibido por el trabajo realizado. Es cierto, es un buen método, pero no debe de ser el único. Los trabajadores también tienen en cuenta otros aspectos a la hora de sentirse cómodos en su puesto de trabajo, y por lo tanto motivados.

¿Qué podemos hacer para mejorar la motivación?

Cuidar el ambiente de trabajo: Los trabajadores pasan mucho tiempo en su puesto de trabajo, por lo que es necesario que exista un buen ambiente entre las personas que allí se encuentran. Para ello debemos fomentar el espíritu de equipo y de colaboración, la comunicación, el respeto, etc. Permitir que se haga algún descanso y fomentar las relaciones sociales.

Ponerles objetivos: y darles algún tipo de recompensa si logran alcanzarlos puede ser otra forma de motivar a los empleados. Se involucrarán más en su trabajo y trabajarán para conseguir esa recompensa. Las recompensas no tienen por qué ser económicas, puede tratarse de un reconocimiento como “el empleado del mes”, una cena, disfrutar de una tarde libre, etc.

Dar feedback: Proporcionar al empleado información sobre cómo está realizando sus tareas puede ser un buen método para motivarle y ayudarle a que haga los cambios necesarios para hacer su trabajo de la mejor forma posible. Este feedback no debe de ser únicamente sobre las cosas negativas que se encuentran en su trabajo, se debe de hablar también sobre lo que se está haciendo bien para reforzarlo y que además la persona vea que se reconoce su trabajo.

Fomentar la autonomía: Dejar que los trabajadores tomen decisiones, hagan sus tareas como crean más conveniente, que no tengan que seguir siempre unas pautas impuestas, sino que puedan actuar libremente. Esto hará que sientan que se confía en ellos y en sus decisiones, lo que aumentará su motivación hacia el trabajo que realizan.

Estas son algunas de las cosas que podemos poner en práctica en las empresas para mejorar la motivación de los empleados y que éstos se encuentren más cómodos y más felices, lo que nos ayudará a retenerlos y disminuir la rotación de personal y que se lleven con ellos el talento y el conocimiento.

Buscando trabajo a través de las redes sociales: Facebook

Facebook ya no es sólo una plataforma social a través de la cual podemos mantener el contacto con amigos de la infancia, compañeros de trabajo y otras personas, compartir con ellos fotos de lugares que hemos visitado, videos, comentarios, crear eventos orientados sobre todo al ocio, etc.

Hoy por hoy, las redes sociales se están convirtiendo también, en redes profesionales, utilizadas para búsqueda de ofertas de empleo o búsqueda de candidatos por parte de las empresas, a través del reclutamiento 2.0. Es por eso, por lo que Facebook ha añadido a sus funciones algunas aplicaciones o herramientas que mejoran ese proceso de búsqueda de empleo. ¿Cuáles son?

Facebook nos propone diferentes aplicaciones para ayudarnos a buscar empleo
BeKnown: Es una aplicación creada por Monster que se puede habilitar en Facebook, permitiendo crear dentro de nuestro perfil una red profesional. Se pueden mantener separadas las actividades entre contactos profesionales y personales. Nos ofrece, además, un buscador de ofertas y la posibilidad de importar nuestro perfil creado en Monster.

BranchOut: Aplicación que nos permite convertir nuestro círculo social en oportunidades laborales. Podemos importar nuestro perfil de LinkedIn, lo que hace que ahorremos tiempo al rellenar los campos del formulario. Podemos interactuar con nuestros contactos, buscar ofertas de empleo que cumplan una serie de requisitos, o publicar las nuestras. A través de preguntas realizadas a tus contactos se va creando una evaluación 360º de forma gratuita, que permite conocerte mucho mejor como candidato. También ofrece la posibilidad de añadir referencias sobre tus amigos.

Jobandtalent: La nueva versión de la plataforma permite una conexión total con Facebook, lo que permite tanto a candidatos como a empresas utilizar sus redes de contactos para mejorar la búsqueda de empleo. Se crea un perfil profesional en base a la información del perfil público de Facebook, pero sin incluir imágenes ni comentarios y se incorpora la información de nuestra red de contactos. Las empresas pueden difundir sus procesos de selección a través de Facebook y conectar con los candidatos que crean más adecuados para el puesto.

Como podemos ver, estas aplicaciones que ayudan a la mejora de la búsqueda de empleo, se aprovechan del tamaño de la red de Facebook y del tiempo que sus usuarios pasan en la misma, para fomentar el contacto profesional y la búsqueda de empleo o candidatos para procesos de selección.

Si contamos con un perfil en Facebook y estamos buscando empleo, por qué no utilizar las posibilidades que nos ofrecen estas herramientas?

El estrés

Sabías que el Estrés (del inglés stress, “tensión”), es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

Es estrés una respuesta natural y necesaria para la supervivencia, a pesar de lo cual hoy en día se confunde con una “patología”, debido a que si esa situación se mantiene demasiado tiempo, lo que comenzó como un mecanismo de defensa, terminará por provocar enfermedades que impidan el normal funcionamiento del cuerpo humano.

Un estrés continuado, puede derivar desde una “falta de memoria” que no es más que al querer asimilar “mil cosas” a la vez, piensas que se te olvidan, pero es que nuestra capacidad, en la medida que la tenemos desarrollada en estos momentos tiene unos límites, o entendemos que nuestra capacidad de concentración falla, pero volvemos a lo mismo, NO PODEMOS TENER CAPACIDAD DE CONCENTRACIÓN en todo lo que se nos exige cada día, la podemos mantener un tiempo limitado, pero no siempre, por eso siempre llega la frase en un momento determinado de:

“Tengo la sensación de que no estoy despierto, o de que las cosas me pasan por encima y no me entero”, o aquello de: “Hace un tiempo esto no me hubiera pasado, yo tenía capacidad para eso y mucho más” pero es que ya hace mucho que superamos el límite normal de concentración real, y cuando pasa un tiempo de superación, el cerebro se niega en redondo a “cargar” con todo eso durante mucho más tiempo y a consecuencia de ello llegan los inevitables: “Resfriados… O he cogido un “virus” y he tenido que pasar una semana en la cama, o “hacía tiempo que no me dolía la cabeza tanto y tuve que ir al médico y me diagnostico “jaqueca”, o  si seguimos avanzando más en él, podemos encontrarnos con alteraciones en el ánimo.

Está claro que esta situación no hay manera de medirla, porque cada persona responde a las mismas condiciones de diferente manera porque tienen diferente capacidad de enfrentar las situaciones, pero lo que sí es cierto es que cuando esta circunstancia se presenta en tu vida, (ESTRÉS), puede llevarte a un trastorno de ansiedad, de separación familiar (no quieres que te molesten ni que te hablen cuando llegas del trabajo, por que ya has tenido bastante por hoy…), laboral, porque tu propio rendimiento baja, y SOCIAL, porque ya no eres el amigo de antes que siempre reías y tenias una broma a punto.

 

Gracias, Amparo.

Importante ascenso del paro juvenil

La tasa de paro juvenil alcanza un 52%

La gran crisis económica iniciada en 2008 está influyendo de manera decisiva en el retraso de la edad media de emancipación de los jóvenes españoles que se sitúa ya en torno a los 29 años. Sin embargo, existen también otros elementos determinantes relacionados con características culturales, modelos familiares y políticas públicas que contribuyen sobremanera a que, junto a Italia, seamos el país europeo en el que más tarde se van de casa los jóvenes.
Es una de las principales conclusiones de la investigación sociológica “Jóvenes y emancipación en España”, realizada por la FAD y Obra Social Caja Madrid.

Desde la perspectiva económica, la crisis internacional está afectando fundamentalmente a dos indicadores estructurales (paro y vivienda) que condicionan y dificultan la posibilidad de emancipación juvenil. De hecho, según datos de 2010, sólo el 46,8% de los jóvenes españoles de 25 a 29 años está emancipado.

El primer indicador que influye es, sin duda, la tasa de paro juvenil que alcanza un 52,1% y en la que España se encuentra a la cabeza de Europa junto con Grecia cuando en Alemania no llega al 8%.

El segundo es el precio de la vivienda que en la última década ha subido muy por encima de su valor real. Pese a estabilizarse o bajar tras 2008, la adquisición de una vivienda aún implica una capacidad de endeudamiento por encima de lo posible. Tampoco el alquiler parece ser una alternativa fácil ya que los y las jóvenes que trabajan deben dedicar una media del 42% de su sueldo para poder alquilar una vivienda y sólo el 55% de esos y esas jóvenes que trabajan pueden hacer frente a todos sus gastos.

Este contexto marcado por los indicadores estructurales y económicos ha de ponerse en relación con la segunda de las perspectivas mencionadas, la que tiene que ver con las características culturales propias del país:

1. Tradicional sistema familista

En España resulta característico un sistema familista a partir del cual la familia no sólo se constituye como el principal elemento que garantiza la estabilidad económica, afectiva de sus miembros, sino que también participa de las estrategias de emancipación de sus miembros más jóvenes. Es decir, que el proceso de emancipación, independencia y autonomía de los y las jóvenes en España no se produce al margen de la familia, sino que tiende a producirse en el seno de la misma, en base a estrategias consensuadas en torno a las trayectorias formativas, la clase social de referencia y las expectativas laborales y sociales. En este sentido, padres/madres e hijos/hijas tienden a ir de la mano (desde los adultos: “que mi hijo/hija no se vaya de casa de cualquier manera”; desde los jóvenes: “no abandonar el hogar familiar si es para perder calidad de vida”), más aún por cuanto el clima familiar tiende a caracterizarse por la ausencia de conflictos y una alta dosis de autonomía de los miembros más jóvenes, que ya no consideran tan urgente abandonar el núcleo familiar como paso necesario para sus procesos de socialización.

2. Escasa tendencia a la movilidad geográfica de los y las jóvenes españoles, aunque la crisis está modificando poco a poco esta tendencia.

El 23% de los adultos emancipados en España tiene a “todos” los miembros de la familia consanguínea (padres, hermanos, hijos) con quienes no conviven a 30 minutos o menos de distancia, por un 45% que tiene a “algunos”; además, el 57% considera que “los hijos adultos casados deberían vivir cerca de sus padres para poder ayudarlos si lo necesitan”, porcentaje que se reduce al 40% en Alemania y al 29% en Noruega.

3. Priorización de la emancipación orientada a la formación de la propia familia frente a modelos intermedios, como compartir pisos con conocidos.

Del total de jóvenes españoles entre los 15 y los 24 años un 7,3% de los y las jóvenes viven casados o en pareja. Los que viven con amigos o solos no llegan al 3%.

4. Imaginario en torno al alquiler de la vivienda muy negativamente connotado

Se interpreta como “tirar” dinero, frente a la compra.

5. Ausencia de políticas públicas

Que realmente apuesten por procesos de empoderamiento e independencia de los y las jóvenes, apoyando verdaderamente el mercado del alquiler juvenil, apostando por ayudas a la emancipación, etc. Mientras que en España solo en 5% de los jóvenes de 15 a 30 años reciben algún tipo de beca o ayudas al desempleo/sociales, estos porcentajes llegan al 42% en Suecia, 27% en Dinamarca, 28% en Finlandia, 22% en Alemania o 22% en Reino Unido.

Y LOS JÓVENES, ¿QUÉ OPINAN?: EL DISCURSO DOMINANTE

Más allá de los datos y las condiciones objetivas que condicionan la posibilidad de salir de casa de sus padres, también es importante ahondar en lo que piensan los propios jóvenes sobre su emancipación.

Según datos de la investigación, en general entre los 18 y 20 años no existe aparente necesidad de emancipación, ni deseo de ésta, tanto por lo difícil de su materialización como por haberse abierto y construido espacios alternativos a la misma. Es decir, el discurso mayoritario no reclama la emancipación como vía para su independencia y autonomía porque, como ellos mismos afirman, ya gozan en casa de sus padres de una amplia libertad.

Por otra parte, los jóvenes valoran la comodidad que encuentran con sus padres y temen, en caso de emancipación, perder estatus o beneficios materiales. Esta pérdida de confort aparece como elemento disuasorio o de aplazamiento para muchos jóvenes que no se deciden a dar el salto del hogar familiar hasta tener una seguridad casi completa de no fracaso.

Esta situación es plenamente asumida y compartida por los padres que comprenden y aceptan la necesaria independencia doméstica (concretada en falta de horarios, control o responsabilidades en casa) que sus hijos reclaman ante lo que no plantean conflictos o discrepancias. Optan por la permisividad.

Tras analizar el discurso de los jóvenes, parecería que en estos tiempos se madura antes, se tiene más pronto el destino de la propia vida, se decide sin presiones con quién y cómo salir, qué estudiar, etc. Y al mismo tiempo, parece también darse el fenómeno contrario, el de una infantilización propiciada por el hecho de que las exigencias, las obligaciones y responsabilidades, son escasas. Maduros para unas cosas y más dependientes e infantilizados para otras.

En cualquier caso, aplazar o posponer la decisión de emanciparse es una demostración no de conformismo o pasividad sino, en la convicción de los propios jóvenes, de adaptación a las circunstancias. No obstante, los datos demuestran que, incluso en las épocas de mayor bonanza económica, la edad media de la emancipación en España ha sido más alta que en otros países europeos, excepción hecha de Italia (que comparte con España una cultura mediterránea respecto a la emancipación).

Datos recogidos de varias fuentes.

Conoce cómo es la gente que trabaja en tu equipo

Los equipos, al igual que las personas, se emocionan y pueden estar inmersos en estados de ánimo, que pueden inhibir o liberar el talento de ese equipo, y que afectan al desempeño y resultados del mismo.

Es imprescindible analizar las diferentes causas o fuentes que pueden llevar a un equipo a sentirse de una determinada manera (sus orígenes, hechos relevantes para el equipo, sus valores, sus creencias colectivas, dinámicas ocultas), sea esta expansiva o restrictiva.

También analizar las fórmulas y herramientas, que tanto desde dentro del equipo como con ayuda externa, tenemos para gestionar la emocionalidad colectiva del mismo.

En el libro Emociones Colectivas encontrarás detalles para conocer mejor a tu equipo y trabajar con él de una manera eficiente.