Donde buscar empleo si tienes más de 20, 30, 40,…

Tener éxito en la búsqueda de empleo depende en buena parte de acudir a los intermediarios adecuados. Tu edad, formación y experiencia son las bazas con las que cuentas para ganar atractivo en el mercado laboral. Conocer de antemano cuáles son las firmas que te pueden ayudar a encontrar un puesto que te venga como anillo al dedo, es sólo el principio.

Leer más

5 Errores a evitar en las entrevistas de trabajo

Un fallo de comunicación es, posiblemente, uno de los mayores errores que cometen quienes buscan un trabajo, y los aspirantes maduros ser los más dados a cometerlos.

Un informe reciente afirma que solo el 18% de los empresarios considera que los candidatos maduros tienen las aptitudes necesarias para el puesto, pero esto sucede en gran medida porque los aspirantes no muestran sus aptitudes correctamente, explica Alexandra Levit, experta y consultora sobre el tema en la Career Advisory Board.

Según Levit, hay cinco errores a evitar por todos los medios cuando se acude a un entrevista de trabajo.

Error N.º 1: Hablar sobre tu “experiencia”

Hay una desconexión entre lo que los encargados de contratar buscan y lo que los candidatos al puesto ofrecen en las entrevistas, considera Levit. Por eso, recomienda adaptar la ensaltación de virtudes propias de forma adecuada, eligiendo las que tienen que ver con el puesto para el que se opta y obviando aquellas que solo harán bulto. Así, la experta insiste en que es preciso “mirar con mucha, mucha atención la descripción del trabajo.

“Asegúrate de que cumples las condiciones específicas y tienes las cualidades que solicitan, y prepárate para hablar sobre como utilizarás esas aptitudes para que ellos den por hecho que puedes empezar con buen pie en ese puesto”, afirma.

En el caso de los trabajadores maduros, una encuesta realizada por Adecco resulta de lo más reveladora. Un 35% de los encargados de contratar a nuevos trabajadores considera que los trabajadores maduros- de 50 años en adelante- no se saben vender y el 48% considera que se muestran demasiado confiados en sus habilidades y experiencia.

¿Cómo venderse sin caer en la soberbia? Hablando sobre cómo las cualidades propias podrían ayudar a la empresa para la que se hace la entrevista en particular. “Piensan que simplemente porque han alcanzado cierto éxito en su carrera todo lo que tienen que hacer es hablar sobre sí mismos y que su experiencia hablará por ellos”, explica Levit.

Pero no es así. “Antes de ir a la entrevista, conoce tus puntos fuertes”, recomienda Diana Fitting, vicepresidenta de Adecco Staffing en declaraciones a Market Watch. Asimismo, es recomendable prepararse para contar alguna anécdota laboral que respalde las aptitudes que se muestran, por ejemplo ayudar a atraer más clientes o evitar que estos se vayan de la empresa.

Error N.º 2: Hablar sobre las aptitudes equivocadas

Normalmente, quienes están a la caza de un trabajo tienen ganas de hablar sobre su amplia capacidad de comunicación y su don para solventar problemas. Pero los encargados de seleccionar al personal buscan cualidades más allá del “tener una perspectiva estratégica”, “perspectiva global” y “visión de negocio”. Levit afirma que el candidato debe mostrar “capacidad para asimilar información y aplicar ese conocimiento en otro lugar” así como indicar que está “acostumbrado a trabajar con gente de distintos departamentos”.

Otra aptitud a tener en cuenta: competencia global. “Se trata de la habilidad de entender cómo un negocio se desarrolla en diferentes culturas”, afirma Levit. “Tienes que entender los matices asociados a trabajar con equipos virtuales que se encuentran físicamente en otras zonas horarias, en sus propios países”, considera la experta.

A la hora de hablar sobre las propias aptitudes sea creativo. Viajes al extranjero, convivencia con gente de otras culturas… incluso los trabajos de voluntariado. Que no te paguen, no significa que no sea experiencia. “La gente comete ese error en ocasiones”, afirma Levit.

Error N.º 3: Tantear sobre las expectativas salariales

No es raro que un trabajador maduro espere un salario superior que un candidato más joven. Pero ¿cómo superar eso en una entrevista? El 51% de los encargados de seleccionar personal encuestados por Adecco afirman que el mayor error cometido por los trabajadores maduros fue solicitar altos salarios y compensaciones económicas.

Para superar este problema basta con investigar el precio medio ofrecido actualmente por el puesto, según Fitting. Es fácil gracias a internet. Después de eso, solo queda “ser honesto”, afirma. Por ejemplo, la experta afirma que sería correcto decir “Esto es lo que yo estaba haciendo. Se que no es necesariamente lo que haré en cuanto pase a formar de esta empresa, pero considero que X es una cantidad razonable”.

O si se opta por un puesto con un nivel de salarios menor, Fitting recomienda: “Comprendo que el salario para este puesto es Y, y sé que anteriormente yo tenía un puesto con salario X, que es mayor. Lo comprendo. Tengo ahorros. Ese no es un problema para mi. Estoy aquí por la oportunidad. Esta es una gran oportunidad laboral para mi. Veo un futuro para mí aquí. Confío en que puedo ser un activo para la empresa”.

Error N.º 4: Tropezar con el formato de la entrevista

Para mucha gente mayor que busca trabajo, han pasado años, puede que décadas, desde su última entrevista de trabajo. Se trata de un mundo totalmente nuevo, y eso puede llevar a buscar respuestas. Por ejemplo, las entrevistas panel, en las que cuatro o cinco personas te entrevistan a la vez.

“Eso puede resultar muy desconcertante para alguien que no ha sido entrevistado en mucho tiempo”, explica Fitting, para añadir que quienes buscan trabajo deben de practicar su capacidad de superar entrevistas yendo a cuantas más, mejor.

Además, actualmente los entrevistadores utilizan lo que Fitting llama “entrevista de comportamiento”, en la que preguntan por ejemplos concretos de habilidad. Como ejemplo, pone una entrevista para un puesto de periodista. Si el candidato afirma destacar a la hora de entrevistar a las fuentes, el entrevistador puede responfer: “Háblame de tu entrevista más difícil y cómo utilizaste tus habilidades para lograr las respuestas deseadas”.

Los entrevistadores “quieren conocer al detalle cómo utilizarás esa capacidad en el lugar de trabajo”, desvela Fitting. En el caso de los trabajadores maduros, normalmente el entrevistador es más joven que el candidato. De ser así, no bromeés sobre ello, aconseja Fitting. Además, recomienda pernsárselo dos veces antes de presentar la historia laboral en la entrevista. En lugar de decir “he estado en X compañía durante 25 años”- algo que puede no parecer tan positivo para una persona joven- es mejor hablar sobre el recorrido dentro de esa empresa y las habilidades adquiridas durante el camino. Habla sobre cómo avanzaste hacia distintos puestos y proyectos. “Eso demuestra que has aprendido durante esos años”, afirma Fitting, “y que sabes adaptarte a los cambios”.

Por último, prepárate para una sorpresiva pregunta eliminatoria que el entrevistador hace a cada candidato. “Harán muchos juicios en base a esa respuesta”, afirma Fitting, para contar que un conocido que se dedica a la selección de personal siempre pregunta a los entrevistados cual fue su mayor logro conseguido antes de los 18 años.

Error N.º 5: No investigar

Antes de la entrevista, asegúrate de buscar información sobre la compañía para conocer sus necesidades actuales. Pero también trata de conocer tanto como sea posible a la persona que te entrevistará si conoces su nombre. “Cuanto más puedas conectar con tu entrevistador, mejor te posicionarás”, alega Fitting.

Por ejemplo, puede que hayas compartido universidad con el entrevistados. ¿Eso le haría parecer un acosador? Fitting es contundente: no. “Rompe el hielo. Muestra interés. Demuestra que sabes utilizar tecnología moderna. Indica que estás muy motivado”.

El proceso de entrevista “no es siempre totalmente objetivo. Gran parte es cómo conectas con tu entrevistador”, afirma. Por ello, es recomendable utilizar LinkedIn y herramientas similares para encontrar gente que conoces y trabaje en la empresa o que hayan realizado una entrevista para la misma, por lo que podrás preguntarles por el proceso de selección.

Redes sociales y empleo

Un 59% de los españoles creen que las redes sociales son herramientas efectivas para la búsqueda de empleo, por un restante 41% que piensa lo contrario, según una encuesta elaborada por el portal de empleo Trabajando.com entre más de 2.000 personas.
Facebook es la red social más utilizada por los participantes en la encuesta, con un 77% de las respuestas, seguida de lejos por un 18% de personas que utilizan LinkedIn y por solo un 5% de encuestados que asegura utilizar Twitter.
En cuanto al uso dado a las redes sociales, un 45% de las personas consultadas aseguró que era personal, un 15% profesional y el 40% restante afirmó utilizar estas plataformas tanto en lo personal como en lo profesional.
A la hora de buscar trabajo, la encuesta de Trabajando.com vuelve a poner de manifiesto que las redes sociales también se han transformado en un canal adicional para la búsqueda de empleo, siendo la favorita Facebook, con un 49% de las preferencias, seguida por LinkedIn, con un 34%, y por Twitter, con un 3% de las respuestas. Un 14% de los consultados aseguró utilizar estas tres redes sociales para encontrar trabajo.

Pero después de todo esto, la parte negativa es que…

Un 27% de los desempleados españoles ha rechazado un trabajo en los últimos tres años, según se desprende de una encuesta de la empresa de servicios de Recursos Humanos Manpower realizada a más de 9.000 candidatos de entre todos los que se dirigieron a su red de oficinas en toda España para encontrar un empleo.

De aquellos que renunciaron a aceptar la oferta de empleo, el 43% dijo haberlo hecho porque consideraba el sueldo insuficiente, por cuestiones de horario o porque aceptarlo implicaba un traslado de domicilio o un desplazamiento que no podían realizar. El 57% restante dijo haber rechazado el empleo por otros motivos.
El porcentaje de desempleados que no se incorporó a un puesto de trabajo habiendo tenido la oportunidad de hacerlo en los últimos tres años ha bajado un punto respecto al del año pasado, cuando fue del 28%.

Por otro lado, la encuesta de Manpower también refleja que el 35% de los desempleados españoles no ha realizado ninguna entrevista de trabajo en el último año. El 46% afirmó haber sido entrevistado entre una y tres veces para optar a un puesto de trabajo, mientras que el 19% realizó más de tres entrevistas.
Al tener en cuenta el sexo de los encuestados, la proporción de hombres que no han mantenido ninguna entrevista laboral en el último año es del 36%, mientras que en el caso de las mujeres el porcentaje baja al 33%.

Por grupos de edad, los desempleados de más de 45 años son los que tuvieron menos oportunidades de encontrar trabajo a través de una entrevista. Concretamente un 47% no ha realizado ningún encuentro de este tipo en el último año. Le sigue el grupo de 35 a 44 años, con un 38%, el de 16 a 24 años, con un 33%, y, por último, el de edades comprendidas entre los 25 y los 34 años, en el que un 31% no ha realizado ninguna prueba de selección en el último año.

Café & Jobs

Cuando estás buscando un empleo, pones en marcha todos los recursos que están a tu disposición para hacer llegar tu CV a aquellas empresas en las que te gustaría trabajar, para hacer que los reclutadores y seleccionadores se fijen en ti y te tengan en cuenta en sus procesos de selección.

Cuando por fin te llaman para tener una entrevista de trabajo personal, para poder conocerte mejor y decidir si realmente cumples todos los requisitos necesarios para ocupar ese puesto, surgen en el candidato diferentes miedos, ¿seré el perfil que buscan?, ¿cumpliré con las expectativas del seleccionador y de la empresa? Todas estas dudas se traducen en nervios que pueden jugar una mala pasada durante la entrevista con el seleccionador. Muchos candidatos, a pesar de ser válidos para el puesto, en estas circunstancias no encuentran las palabras adecuadas para “venderse”, para hacerle ver al seleccionador que él o ella es la persona perfecta para cubrir ese puesto vacante.

Existen modos alternativos a la tradicional entrevista de trabajo para conocer a los candidatos. Y es que, la idea de no causar una buena impresión o no estar a la altura de lo que la empresa busca, genera un alto grado de tensión en el candidato.

Sin embargo, hoy en día existen otras alternativas, iniciativas que intentan cambiar ese concepto de entrevista de trabajo, como es por ejemplo el evento “café&Jobs” que se realiza en diferentes ciudades españolas con el fin de acercar a candidatos en búsqueda de empleo y empresas que necesitan cubrir puestos vacantes.

En este caso, la entrevista de selección pierde sus formalidades, tiene lugar en un ambiente distendido donde candidatos y reclutadores conversan y se conocen en un territorio neutral, dejando de lado el ambiente frio e intimidatorio del despacho de los seleccionadores.

La fórmula que propone “café&Jobs” está teniendo un gran éxito, tanto entre las empresas participantes, como entre esas personas que están buscando un empleo, y es que no hay duda de que es una manera innovadora de promocionar el empleo.

Cafe & Jobs

via Talentools

Mentoring: una manera de desarrollo personal

¿Cuántos de nosotros nos hemos sentido alguna vez desanimados, cansados, desesperanzados y totalmente desolados ante una situación que no éramos capaces de gestionar…? que nos superaba…nos angustiaba… y la forma más sencilla de hacerle frente era justamente no hacerle frente, sino evitarla… Y, cuantas veces también, ante esa misma situación, nos hubiese gustado tener a un compañero, “pegadito a nosotros”, que con tan solo unas palabras, consejos, e incluso con una mirada, nos hubiese aportado la confianza y la seguridad en nosotros mismos que nos faltaba, ese: tú puedes, eres capaz y vas a conseguirlo.

¿No es más sencillo, rápido y agradable aprender a través de las experiencias de los demás? Entonces ¿Qué cosas son las que nos lo impiden o dificultan?

Entendemos que cuando uno comparte, da, y cuando uno da no solamente enriquece a quién da, sino a quienes le rodean, además, el que da, tarde o temprano también recibe…Lo importante es querer dar, aprendiendo después el qué, cuándo, dónde, a quién y cómo.

Compartiendo experiencias nos hacemos más sabios, más resistentes ante la adversidad y adquirimos un mayor grado de confianza con los demás, construyendo así lazos más profundos y una mayor cohesión entre los miembros de la organización de la que formamos parte. Es justamente esa cohesión la que fortalece a toda organización y le permite afrontar con mayor facilidad los retos y desafíos a los que día a día deba hacer frente.

El mentor comparte sus experiencias con otro (el mentee), ayudándole en su desarrollo, acompañándole, orientándole y alentándole hacia el cambio. Y en ese interesante intercambio, ambos  descubren no solamente su potencial de desarrollo sino la belleza de dar y recibir.

Encontrar trabajo utilizando las redes sociales

En la coyuntura actual, se debate cada vez más acerca del uso de las redes sociales y profesionales para buscar trabajo. Por ello, PageGroup, ha realizado una encuesta dirigida a candidatos para tratar de dar una respuesta a esta cuestión. A la pregunta “¿Han tenido que ver las redes sociales con tu última incorporación a un puesto de trabajo?” el 34% de los encuestados ha contestado que sí. Por su parte, un 66% de españoles declara haber conseguido su actual puesto de trabajo a través de los canales de selección tradicionales y sin la ayuda de las redes sociales y profesionales.

Se trata de un dato muy significativo, especialmente teniendo en cuenta la juventud de estos canales y que indica una tendencia en crecimiento en el sector de los Recursos Humanos. La publicación de las ofertas de empleo en redes sociales incrementa su difusión, alcanzando un mayor número de candidatos. Por ello, las consultoras expertas en selección han decidido también apostar por su uso para encontrar el mejor talento, integrando los canales sociales a los métodos de selección más tradicionales.

PageGroup lleva mucho tiempo difundiendo las ofertas de empleo en las redes sociales, algo que en su día fue innovador y ahora mismo viene siendo habitual.

Las redes sociales profesionales se han convertido en un excelente complemento para conseguir llegar a un número mayor de candidatos y ofrecer los mejores profesionales a las empresas.

Mercadona selecciona licenciados en Medicina

Mercadona ha iniciado días atrás un proceso de selección de licenciados en Medicina para las zonas de Madrid, Cantabria, Navarra y Gijón.

Los candidatos deben de disponer de carné de conducir y vehículo propio. Se necesita dedicación exclusiva y se valorará la especialidad en medicina del trabajo. Mercadona ofrece a los candidatos un contrato indefinido, horario partido de lunes a viernes y un salario bruto de 3.530 euros al mes.

La oferta de empleo finaliza el 26 de Noviembre de 2012 en el caso de Madrid, el 30 de noviembre en Gijón y Cantabria y el 2 de enero en Navarra.