La felicidad y el trabajo, extraña paradoja, paradigma cuestionable

Parece que la crisis nos ha llevado a crear un punto de atención permanente en la multitud de personas que han perdido su puesto de trabajo y a obviar algo que cada vez afecta a más personas, aquellas que se sienten prisioneros en su trabajo.

Sí, lo sé, en los tiempos actuales tener un trabajo debería ser una bendición, pero está claro que no siempre es así.
Este fenómeno, al menos a mí, me sugiere muchas preguntas:

¿Qué es lo que hace que hombres y/o mujeres vivan atrapados en un trabajo en el que se sienten infelices y no hagan nada por cambiarlo?
¿Qué provoca la infelicidad en el trabajo?
¿Es posible, en un entorno como el actual, cambiar las cosas?
Quizás la primera pregunta es la clave para seguir con las demás. En mi opinión, es justamente este entorno, en el que nos estamos acostumbrando a creer que hay una serie de cosas que no son posibles, el que crea una parálisis general ante la búsqueda de un nuevo empleo. Si a esto le sumamos el miedo a lo desconocido en una época de incertidumbre o el sentimiento de tener que estar agradecidos por poder trabajar y tener una nómina, independientemente de las condiciones, tenemos nuestra bomba de relojería.

Pero este punto me lleva a la segunda pregunta, ¿qué nos hace sentirnos tan infelices? Hay factores que creo todos tenemos claros, jefes tóxicos, entornos negativos, exceso o carencia de trabajo, horarios, presión,… Sí, hay un montón de elementos achacables a la compañía que pueden favorecer o provocar entornos no saludables, que nos llevan a esta infelicidad. Pero como no suele estar en nuestras manos cambiarlos, hoy me gustaría reflexionar sobre los que sí podemos cambiar.

He visto a mucha gente “quemada”, gente que critica a su empresa, su jefe… pero en la mayoría de los casos también he visto personas que, por diversas razones, habían entrado en una espiral negativa, es decir, que ellos mismos se comportaban como pensaban , siendo parte y acción de las cosas que les ocurrían.

Con esto no quiero decir que no existan las empresas o puestos, que los hay, de los que uno solo quiere salir corriendo, pero en muchas ocasiones esa corriente negativa es temporal y, por tanto, solo requiere de paciencia; en otras, es incrementada por nosotros mismos y nuestro comportamiento y, en algunas otras, hemos sido nosotros quienes hemos creado ese puesto, que ahora nos hace sufrir tanto.

Puede que este análisis moleste a muchos, pero no por ello es menos cierto que en algunas ocasiones el mal no es solo imputable a la empresa o al superior. Creo que antes de tomar una decisión de cambio debemos mirar en nuestro interior y preguntarnos: el overbooking que ahora tengo, ¿quién o cómo se ha generado? ¿Puedo yo cambiar cosas de mí mismo que ayuden a crear un entorno más constructivo? ¿Puedo evitar la rumorología o el mal ambiente con mi comportamiento? ¿Puedo adaptar/variar algo mi forma de trabajo para estar mejor? ¿Los problemas que tengo son temporales o no? ¿Lo que está ocurriendo afecta a mi empleabilidad o reputación en el mercado? ¿Puedo arreglarlo?

Decide lo que creas que es mejor para ti y tu familia, pero piensa que solo tienes una vida. Por tanto, no dejes de luchar por aportar todo tu valor ni pierdas el tiempo sufriendo sin necesidad. El camino en el entorno actual es lento y difícil, pero os aseguro que, bien planteado, el proceso de búsqueda de un nuevo empleo (si es esa tu elección) es posible. En cualquier caso, decidas lo que decidas, ¡ponte en marcha! Que nunca mires atrás y veas que te quedaste atrapado en tus propios miedos o que no hiciste nada para hacer un cambio, empezando por ti mismo.

Son muchas y diversas las variables que hacen que nos sintamos prisiones de nuestro trabajo.

Nekane Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s