La ‘invasión tecnológica’ de los Recursos Humanos

El software nos invade… también en el entorno de los recursos humanos. Pero la ‘invasión’ no ha sido repentina, a pesar de que la rapidez es una característica intrínseca al componente tecnológico. En nuestro entorno se ha ido instalando paulatinamente a lo largo de los años: primero cambió la gestión retributiva (¿Cómo imaginar hoy una gestión de nóminas sin una solución tecnológica’?), después fue llegando poco a poco al mundo de Formación y Desarrollo, la selección y las políticas de talento. En todas las actividades ha aportado fiabilidad, complementariedad, reducción de costes, rapidez… la tecnología nos ha traído indudables mejoras que, con el tiempo, se han ido haciendo imprescindibles.

Esta irrupción tecnológica está siendo especialmente notable en el entorno de formación y desarrollo. En los últimos años, casi sin darnos cuenta, hemos ido incorporando avances tecnológicos con aportaciones verdaderamente importantes:

Personalización: La tecnología permite generar espacios individuales impensables hace tiempo y posibilita el traslado del aprendizaje a la realidad de cada profesional.

Multicanalidad: Hoy día existen alternativas al canal presencial muy eficaces para la asimilación de contenidos. Muy eficaces… y más baratos.

Extensión en el tiempo: Esta es, en realidad, una consecuencia de la multicanalidad y se refiere a la posibilidad de extender el aprendizaje a diferentes momentos. El canal presencial virtual juega aquí un papel fundamental para diferir el proceso formativo.

Transferencia a la realidad: La tecnología ayuda a minimizar el eterno dilema de la aplicabilidad de contenidos y amplia las opciones de seguimiento en el puesto de trabajo.

Impacto en la propia sala: Los nuevos recursos para dinamizar y amenizar las acciones presenciales han cambiado, incluso, la pedagogía formativa en aula.

En gestión del talento, el componente tecnológico también ha modificado el escenario y ha multiplicado las posibilidades. En este caso, básicamente en dos líneas:

Identificación del talento: En evaluación del talento coexisten actualmente modalidades presenciales puras, online y mixtas. La elección de la alternativa más adecuada dependerá del objetivo de la evaluación, pero la tecnología facilita los procesos con la misma fiabilidad y validez predictiva que las fórmulas tradicionales.

Explotación de los datos: En esta era digital lo que se demanda es tener todo “a un solo click”. El valor de lo visual marca tendencia y los resultados de una evaluación de talento han evolucionado hacia informes comparativos muy gráficos de utilidad directa en la toma de decisiones.

Las aportaciones tecnológicas multiplican las posibilidades de actuación y facilitan la función de recursos humanos en todas sus actividades. Las organizaciones, claro, se muestran cada vez más receptivas y apuestan decididamente por la tecnología para mejorar sus procesos cada día.

by Jacobo Quintans

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s