Reclutar jugando

La Gamificación (del inglés, game, juego) es un concepto cada día más implementado en las empresas y que consiste en “la aplicación de conceptos y técnicas de la teoría de juegos a contextos ajenos al juego”. La idea no es otra que motivar a los empleados de una empresa a través de diferentes juegos; todos conocemos por ejemplo la elección en algunas empresas del empleado del mes al que se le recompensa con alguna “condecoración” ficticia o incluso con recompensas como poder elegir turno de vacaciones u otros beneficios.

Este concepto es aplicable a cualquiera de las múltiples áreas que podemos encontrar en las organizaciones, como por ejemplo Recursos Humanos, siendo el objetivo la integración del juego en los procesos de selección de personal y de la gestión del talento con el fin de reclutar para la empresa a los mejores candidatos para un puesto de trabajo.

Y por si a alguien no le parece serio reclutar de esta manera, vamos a hablar de algunos beneficios de este tipo de reclutamiento con gamificación:

Para el candidato: al realizar un proceso de selección donde se incluyen componentes lúdicos, el candidato se va a sentir más relajado más cómodo y seguramente más motivado a participar, toda vez que va a salir de los procesos habituales de selección que son bastante tediosos y aburridos. El juego debe cumplir con el método de las tres F’s de Gabe Zichermann: Feedback, Friends & Fun. El juego permite un feedback continuo entre candidato y reclutador, ayudando a involucrar mucho más a los candidatos con la empresa y conviertiendo el proceso en algo divertido.

Para el reclutador: por un lado, se va a ahorrar mucho tiempo ya que no va a tener que esperar a recibir miles de CVs, por otro lado también va a ser más divertido que la lectura fatigosa de cientos de currículums, todos ellos muy parecidos en formato y contenido. Y algo aun más importante, el proceso de selección va a ser mucho más objetivo, puesto que la elección del candidato no va a estar manipulada por decisiones personales ni por cuestiones subjetivas; los resultados nos los va a dar el propio juego que hayamos utilizado para la selección. En otras palabras, el reclutador va a evitar el conocido como efecto halo en los procesos de selección.

El efecto halo es un hallazgo importante de la Psicología social. Hace referencia a la tendencia a generalizar un rasgo positivo o negativo de una persona y basándonos en ese rasgo crear una opinión sobre esa persona. Ejemplo, si alguien es muy guapo o atractivo le atribuimos otros rasgos de personalidad atractivos sin saber si los tiene o no. De esta forma cuando no tenemos suficientes datos para generar un juicio profundo sobre aspectos o personas tendemos a usar el efecto halo.

Fuente: imf-formacion

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s