Desempleo a partir de los 50

En España hay muchos profesionales señor, a partir de 50 años, que están en búsqueda activa de trabajo. Pese a que tienen un potencial y valor intelectual increíble, en estos momentos están encontrando muchas dificultades para reintegrarse en el mercado laboral.

Así lo asegura Hays, multinacional británica de selección de profesionales cualificados, que describe una situación en España en la que muchos y buenos profesionales senior del sector farmacéutico tienen dificultades para encontrar trabajo por el desajuste de edad. Un talento que, con demasiada frecuencia, se desaprovecha.

“Se está produciendo una descapitalización del talento en muchas organizaciones por no apostar de forma decidida en aprovechar la experiencia de los profesionales más senior”, afirma Sergio Hinchado, director del área sanitaria de Hays España.

“Han salido muchos profesionales que están en lo mejor de su carrera y que pueden aportar al negocio mucho más que un candidato más joven. No estamos haciendo una transición ordenada entre generaciones en el mercado laboral y corremos el riesgo de perder experiencia y buenas prácticas por el camino”.

Aplicaciones para móviles que ayudan a encontrar trabajo

Jobeeper es una nueva aplicación para la búsqueda de empleo por Internet que pretende facilitar esta complicada labor a sus usuarios. Esta app permite recibir ofertas de todos los portales de empleo en el móvil en el mismo instante en que se publican.

Internet se ha convertido en una herramienta necesaria, por no decir indispensable, a la hora de buscar y encontrar empleo. Sin embargo, son muchos, y cada vez más, los portales que asisten al usuario a la hora de encontrar las diferentes ofertas de trabajo, lo que puede llegar a provocar confusión por la gran cantidad de webs que ofrecen el mismo servicio.

Jobeeper es por tanto una aplicación gratuita cuya finalidad es ayudar a la gente que está buscando trabajo, simplificando y haciendo más amena y llevadera esta tarea

Otra interesante aplicación para móviles y en la misma sintonía es Jobandtalent

Jobandtalent es la primera plataforma de empleo que permite a los usuarios conocer las ofertas de trabajo más adecuadas a su perfil y recientemente, ha anunciado el lanzamiento de su nueva aplicación móvil para iOS con el objetivo de seguir revolucionando el mercado de la búsqueda de empleo.

Esta nueva aplicación permitirá a Jobandtalent trasladar su experiencia de usuario al móvil, posibilitando que puedan conocer en tiempo real y en cualquier lugar las ofertas más adecuadas y aplicar directamente a ellas.
Muchos usuarios de jobandtalent ya acceden a la plataforma a través de sus dispositivos portátiles gracias al site móvil que se lanzó hace un año, motivo que ha llevado al portal de empleo a dar un paso más allá con el lanzamiento de la aplicación móvil. De esta manera, aprovecha todas las funcionalidades que ofrecen los dispositivos móviles y las emplea en satisfacer las necesidades que los usuarios demandaban dentro del mercado de búsqueda de empleo.

La nueva app estará disponible para iPad y Android a finales de 2013.

Su funcionamiento es sencillo:
El primer paso es registrarse. Una vez que se ha finalizado el registro, el usuario puede crear su propio currículum importando su perfil de Linkedin, o bien, enviando un email con el CV adjunto para que el sistema lo procese automáticamente. Esta es una de las principales novedades que introduce la aplicación respecto a otras similares en el sector, convirtiendo al móvil en una herramienta más de búsqueda de empleo.

La Biblia como ayuda para la gestión empresarial

El mundo de los negocios ha sido extremamente competente en el marketing de cada uno de los meses del año, comenzando con el año nuevo, el carnaval, el día de S.Valentín, Semana Santa, día de la madre, día del padre, día del niño, vacaciones de verano y finalmente Navidad, la fiesta magna del occidente cristiano. A pesar de que el objetivo mayor sea el lucro, esas promociones acaban generando empleos, aumentando la masa salarial y mejorando la calidad de vida de las personas.

Sabemos que el progreso material del mundo ha sido fantástico. Por eso resultan todavía más desalentadores los índices de evolución en términos de relación interpersonal. ¿Un ejemplo? Un reciente estudio de OIT (Organización Internacional del Trabajo) revela que la violencia en el ambiente de trabajo, incluyendo prepotencia, acoso sexual y agresión física, puede estar costando entre 0,5% y 3,5% del PIB, en absentismo, permisos médicos y pérdida de productividad. Los daños psicológicos pueden ser irreparables. Los descubrimientos científicos y las innovaciones tecnológicas han permitido llevar al hombre hasta las profundidades del océano y dejar la huella de sus pies en la luna, pero todavía han sido insuficientes para que el ser humano supere su mayor desafío: amar al prójimo como a sí mismo.

La lectura de la Biblia por parte de dirigentes y funcionarios en las empresas es una excelente oportunidad para reflexionar sobre el capital y el trabajo, lo económico y lo social, el prejuicio y el respeto, el poder, la instrucción y la educación, lo material y lo espiritual, el éxito y la felicidad, lo individual y lo colectivo, la razón y el corazón, en fin entre trabajar y trabajar con agrado.
Estos deben despertar nuestra percepción hacia valores subyacentes, que deben agregar mejorías en el clima organizacional de las empresas, del ambiente familiar y del índice de desarrollo humano de las naciones. La armonía entre lo material y lo espiritual forma parte de la coexistencia pacífica entre los pueblos.

Para la clase empresarial la espiritualidad puede formar parte del planeamiento estratégico de la organización, haciendo que exista un plano de acción que incentive el intercambio de información y experiencias sobre el tema entre sus dirigentes y funcionarios. Misión, visión, valores morales y normas de procedimiento contenidos en la Biblia contribuirán a que las empresas logren la excelencia en la gestión. Los principios de responsabilidad social, actualmente de moda en la gerencia, cómo motivar a las personas, ejemplos de liderazgo, trabajo en equipo, descentralización del poder, comunicación, entrenamiento, y hasta procesos operacionales y administrativos para la normalización están contenidos en ese Libro Sagrado. El desarrollo del marketing religioso interno incentivará la adhesión (voluntaria) de las personas. Investigaciones, lecturas, reflexiones y estudios sobre las virtudes morales y teologales, proverbios, crónicas, oraciones, salmos y parábolas son fuentes inagotables de saber y de equilibrio emocional.

Ya que la ignorancia es la causa principal de la pobreza, nunca está por demás una relectura sobre lo que es la educación: Proceso de desarrollo de la capacidad física, intelectual y moral del niño y del ser humano en general, promoviendo su mejor integración individual y social.

El equilibrio armónico entre la capacitación técnica, la habilidad ecléctica y la conducta ética forman la infraestructura de sustentación de una sociedad más justa económica y socialmente.

Ya que vivimos en la era del conocimiento, nada más estratégico y emprendedor que la inclusión de la espiritualidad en la gestión de las empresas, lo que nos lleva a creer que, si leyéramos, reflexionáramos y experimentásemos las enseñanzas contenidas en la Biblia, seríamos mucho más felices y, de paso, mucho más prósperos.

La felicidad en el trabajo

“La felicidad aumenta nuestros niveles de dopamina, lo que influye en la capacidad de aprendizaje. Nos ayuda a aprender mejor y más eficientemente”

Con el objetivo de conseguir profesionales felices, facilitamos estos 15 consejos:

1. Valora a tus empleados a través del reconocimiento de sus pequeños logros con alabanzas y agradecimientos.

2. No esperes a informes o evaluaciones para alabar a tus trabajadores.

3. Muestra a tu gente que te preocupas por ellos prestando atención a sus pequeños logros.

4. Agradece y halaga el trabajo duro de ellos.

5. Decir muchas veces “gracias, aprecio tu duro trabajo” nunca serán demasiadas.

6. Conoce a tus compañeros de trabajo por su nombre.

7. Involúcrate, diles ‘hola’ a todos, pregúntales sobre el fin de semana, sobre sus familias…

8. La socialización es un factor clave para la felicidad, por lo que cuanto más divertido y social sea el lugar de trabajo, más felices serán los trabajadores.

9. Una escasa gestión de tu gente puede afectar a la motivación y a la salud mental de los mismos, así como a la moral general del departamento.

10. Más importante que el dinero o que un aumento de sueldo es el tiempo libre. Ofrece a tus empleados un día libre remunerado y horarios más flexibles. En vez de la jornada típica de trabajo, permita a los trabajadores elegir su horario con una cierta flexibilidad, facilitando tanto el horario habitual como uno más flexible que les permita atender asuntos privados. La flexibilidad permite que tus empleados tengan una vida exterior y puedan cuidar de su familia. Los trabajadores son mucho más felices si sienten que sus jefes son familiares y se preocupan por ellos.

11. Cuando los trabajadores tienen satisfechas sus necesidades básicas y tienen salud, son más felices. Fomenta la felicidad de tus trabajadores mediante, por ejemplo, la posibilidad de acudir a un gimnasio a precios asequibles, actividades de empresa que incluyan socialización y ejercicio físico u otras actividades de “lifestyle coaching” o talleres sobre bienestar.

12. Un entorno saludable incluye buena iluminación, mucha luz natural, agua fresca para beber, plantas, etc.

13. Permite a tu gente tomar pequeños descansos para levantarse, hacer estiramientos y descansar del trabajo de ordenador. Ello ayudará a mejorar la creatividad y productividad de tus profesionales.

14. Fomenta las vacaciones. Los trabajadores vuelven más felices, renovados y motivados. Todo el mundo necesita un descanso.

15. Manten reuniones semanales con buenas noticias. La mayoría de las reuniones versan sobre lo que está mal o sobre circunstancias negativas. Comparte con tus empleados una buena reunión.

Modelos de comportamiento en el trabajo

En toda organización siempre existen individuos difíciles de tratar. Tanto los gruñones como los pelotas o los jefes mezquinos son personajes con los que tenemos que lidiar día a día en una empresa. Lo primero que debemos hacer si queremos evitar problemas es saber detectarlos y aprender a convivir o relacionarnos con ellos.

Managing Americans ha publicado un artículo con los seis tipos de trabajadores conflictivos que pueden afectar negativamente en tu carrera profesional, y seis posibles soluciones para mantenerlos a raya.

El gruñón

Se trata de la típica persona que siempre parece molesta, que nunca dice hola, y que utiliza el poder de ignorar como herramienta para intimidar.

¿Qué podemos hacer para tratar con este tipo de personas? Fácil, basta con ser todo lo agradable que puedas, incluso cuando ellos ni siquiera respondan. Frases como “Hoy va a ser un buen día” o “¡Qué alegría verte!” romperán sus esquemas y desmontarán su fachada. En el fondo, estas personas suelen ser bastante inseguras, y prefieren aislarse de la gente a sentirse avergonzados por no saber qué decir.

El mezquino

Son aquellas personas que se niegan a colaborar, siendo una de sus principales aficiones hacer la vida imposible a los demás.

Con ellos hay que evitar en la medida de lo posible pedir ningún tipo de favor. Sin duda, la mejor manera de acercarse a estas personas es ser humilde, mostrarles respeto, pero sin olvidar aquel tema en el que necesitamos su ayuda. En lugar de pedirlo de manera abierta, podemos probar a solicitar una reunión formal o pedir su consejo. Si les haces ver que necesitas su asesoramiento para solucionar algún problema, reforzarás su ego y se sentirán respetados por sus conocimientos. De esta manera, es probable que se abran contigo un poco más, y puedas contar con ellos cuando necesites algo en un futuro.

El pesimista

Se quejan de todo y de todos. Carecen de entusiasmo, son muy sarcásticos y en seguida tienden a sacar el peor lado de las cosas. Antes de juzgar a este tipo de personas debes tener en cuenta que no sabes lo que está pasando en su vida personal, ni tampoco es de tu incumbencia.

Lo único que puedes hacer es mantenerte positivo en todo momento, escuchar a esa persona y ofrecerle tu apoyo, pero ante todo, no te dejes embaucar por su negatividad. Tampoco debes confiar en ellos, ya que su percepción de la realidad es bastante subjetiva y distante de lo que es real.

El pelota (con malas intenciones)

Se trata de aquellas personas dispuestas a pisar a los demás sin ningún tipo de justificación con tal de complacer a sus superiores. Ellos no tratan de ascender poco a poco, subiendo peldaño tras peldaño gracias al mérito de su trabajo, sino que prefieren bailar el agua y reír los chistes de aquellos con más poder dentro de una empresa.

Estos son sin duda las personas más difíciles de tratar, especialmente si en el trabajo estás bajo sus órdenes. Necesitas desarrollar relaciones con otros trabajadores, y sobre todo, no caer en su mecánica y actuar de la misma manera, creyendo que esta es la única forma de salir adelante. El esfuerzo en tu trabajo y el respeto a los demás es la opción más adecuada para conseguir subir escalones dentro de tu empresa, o al menos la más válida. Este tipo de personas son sólo las que saben que no tienen ninguna oportunidad de tener éxito por sus propios medios.

El dictador

Por lo general, suelen ser los cargos más altos de una organización. Estas personas utilizan su posición en la empresa para intimidar y humillar a los demás. No tendrán ningun problema en interrumpir, despedir o incluso atacar verbalmente a otros trabajadores por debajo de su puesto. Sólo aprecian a aquellos que admiran.

Lo más importante a la hora de tratar con ellos es no defender su posición ni sumarse a la labor de criticar y hundir a los demás. En las conversaciones con ellos, escucha, mantén la calma, y simplemente hazles saber que has entendido su opinión a pesar de no compartirla. Frases como “Respeto su posición al respecto” son las más adecuadas. Hazles ver que aunque estén por encima de ti en la organización, tienes bastante que enseñarles en cuanto a profesionalidad se refiere. Acabarán dándose cuenta de que no eres de esos a los que pueden manipular.

El “rival más débil”

Estos individuos no son de los más difíciles de tratar, sin embargo es posible que lo parezca a primera vista. Por lo general, son personas muy experimentadas en sus campos y en la organización, aunque padecen una inseguridad que les mantendrá alerta de cualquier movimiento en la empresa. No les gustan los cambios y se esforzarán en crear todo tipo de obstáculos si se sienten amenazados porque estos afecten a su posición en la empresa.

Con estas personas es importante mostrarse abierto, escuchar, hacer preguntas y tratar de aprender de ellos. Una vez que se den cuenta de que son respetados, se abrirán a ti. Eso sí, mucho cuidado con ellos si acabas de incorporarte a una empresa, ya que podrían verte como una amenaza y convertirte en su blanco preferido.

Seguir leyendo “Modelos de comportamiento en el trabajo”

Emprendelandia

Emprendelandia, es una plataforma de crowdfunding para ayudar a poner en marcha negocios de emprendedores y startups. Se trata de un proyecto donde aquellos emprendedores con una idea de negocio que necesitan financiación puedan publicar su idea y recibir aportaciones de personas que aportan una cantidad de dinero, desde 5 euros hasta 1.500, y a cambio de ese apoyo reciben una recompensa no monetaria.

Los proyectos se publican durante 60 días. Pasado ese tiempo, si se ha recaudado la cantidad solicitada se recoge el dinero de las cuentas de los colaboradores y se hace la transferencia al emprendedor. Si el proyecto no llega a recaudar la cantidad solicitada en los 60 días, no hay ningún movimiento de dinero, de modo que no hay ningún coste para ninguna de las partes

La idea surgió como respuesta a la dificultad (o imposibilidad) de acceder a las fuentes tradicionales de financiación pública o privada.

“Titulitis”, no gracias

En un mercado laboral sumamente competitivo, los eternos listados de cursos, másteres y seminarios en el currículo ya no son la clave a la hora de encontrar un puesto de trabajo. La diferencia está en las aptitudes: el liderazgo, el pensamiento crítico, la productividad… Conceptos que aunque suenen ambiguos u abstractos, demuestran el ‘buen hacer’ del nuevo trabajador. Un trabajador que debido a la revolución tecnológica se ve obligado a mantener un aprendizaje continuo, a tener una necesaria capacidad de adaptación constante.